pecados

Leo que siete nuevos pecados, llamados sociales, se añaden a la lista de los pecados capitales. La Iglesia se moderniza e intenta quitarle fieles a figuras como Al Gore (prohibiendo la contaminación del medioambiente), Bono ( castigando a aquel que no lucha contra la pobreza y la brecha, cada vez más grande, que existe entre ricos y pobres) e incluso a Bush hijo (condenando las violaciones bioéticas como la anticoncepción y la investigación con células madre). La drogadicción es otro de los nuevos pecados, algo contra lo que llevan combatiendo muchas décadas numerosos países. Pero puede ser que hayan llegado un poco tarde y es que el tirón que tienen Shakira, George Clooney, Angelina Jolie o Leonardo DiCaprio, portada de Vanity Fair defendiendo el medioambiente, no lo tiene la Iglesia.

Y una más de pecados: un fraile jesuita ha realizado un estudio, basado en las confesiones de los arrepentidos pecadores, que demuestra que hombres y mujeres no pecan igual. Entre los hombres el pecado -solo se refieren a los capitales- que encabeza la lista es la lujuria, entre las mujeres la soberbia y después la envidia. Tras la lujuria los hombres confiesan la gula. Y esto sí que me parece raro porque no consigo imaginarme a nadie confesando que se ha excedido comiendo o bebiendo. Y si la gula es, también, como dice el diccionario, un apetito desordenado en el comer y beber,  ya tiene nombre y es considerada enfermedad: bulimia o anorexia. Pues eso, que seguimos dándole vueltas a lo mismo de siempre: ¿somos las mujeres y los hombres diferentes? Según para quién, que además muchas veces es el que se inventa la diferencia, y para qué. Por ejemplo: los hombres pueden ser curas, obispos, cardenales y Papas (aunque sean lujuriosos) y las mujeres (soberbias y envidiosas) no. Que digo yo, que la mujer que quiera ser cura, y después lo que sigue, que tenga la oportunidad, por lo menos. Que ninguna quiere ser sacerdote… pues mejor para ellos, que lo quiere ser… mejor para ella. Incluso sería bueno que, tanto hombres como mujeres, pecáramos igual así lo haríamos todos revueltos y no por separado (siempre con el consentimiento de aquél,la/aquellos,as con los que vas a pecar y eligiendo bien el pecado, que la mayoría de ellos no sirven para nada, solo para estar de mal humor todo el día).

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo religión

3 Respuestas a “pecados

  1. captain gomez

    Pecar, pecar, lo que se dice pecar…pues más bien poco, ya nos gustaría.

  2. Estoy con el Capitán: pecar peco poco. Y me gusta ese concepto de pecar todos juntos y bien revueltos. Pero ¿qué pecados son esos que sólo sirven “para estar de mal humor todo el día”? Porque mire usted que si encima el pecar nos va a acabar dando por el culo…

  3. hiperbólica

    Pues por ejemplo: la ira…. dolor de cabeza. La venganza, ¡uf! hay que planear y llevar a cabo todo lo planeado. La soberbia, todo el día dandole vueltas a la cabeza para ser el mejor y encima contestando mal. Pues eso, que esos pecados dan pereza.
    Por cierto he descubierto “el pecado de la lenteja” (¿?) en el diccionario: defecto leve que alguien exagera o pondera mucho.
    Bueno y lo dejo que hoy estoy un poco perjudicada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s