Deconstruyendo a Capa

la foto de la polémicaInvestigaciones periodísticas, libros de no ficción, exposiciones, negativos que aparecen misteriosamente…parece que siempre que se celebra el aniversario del inicio de la guerra civil española, el fantasma de Robert Capa surge de entre las sombras.

La semana pasada, el Periódico de Cataluña publicaba un informe sobre la localización de la famosa fotografía del miliciano muerto en Cerro Muriano. Mucho se había especulado ya sobre la veracidad de la instantánea, pero era la primera vez que se documentaba que estábamos ante un montaje realizado en la loma de las Dehesillas, junto al casco urbano de Espejo (Córdoba).

La investigación aporta pruebas documentales que demuestran que la fotografía fue tomada a cincuenta kilómetros de Cerro Muriano y a unos 10 kilómetros de la guerra. Con ello, concluye el diario, “esta imagen mítica fue tomada lejos del frente de batalla, lo que confirma casi definitivamente que la secuencia fue un montaje flagrante”.

La investigación se apoya en la exposición que desde el 7 de julio y hasta el 29 de septiembre se celebra en el MNAC de Barcelona, que rinde tributo al trabajo realizado por Capa junto a su compañera Gerda Taro, en la guerra de los españoles.

El verano del fotógrafo húngaro en España no acaba ahí. En junio, la novela “Esperando a Robert Capa“, de la escritora gallega Susana Fortes, ganó el premio Fernando Lara de novela. La trama abarca desde el encuentro de los dos fotógrafos en París  a la muerte de ella en Brunete. Que la narración coincida con la muestra en el MNAC dice mucho del olfato del universo editorial Planeta.

Y esta vez, sin trampa ni cartón, La Fábrica ha publicado, por fin en castellano, “Ligeramente desenfocado”, la autobiografía de nuestro judio favorito del mes, también llamado Ernest Andrei Friedmann. Eso sí, han tardado más de 50 años en sacarlo en la lengua de Cervantes.

Este aluvión de noticias relacionadas con Capa son una muestra más de oportunismo -en algunos casos- de algunas empresas. También se trata de otra vuelta de tuerca para quitar romanticismo a la dichosa guerra de España. Pero, y  sobre todo, debería servir para conocer a uno de los inventores del reporterismo moderno; al fin y al cabo, hablamos de un hombre solo con su cámara descubriendo las miserias y la sinrazón que esconden todas las guerras. E, incluso, mostrando al mundo las mentiras de uno mismo.

autor: Félix Sánchez-Tembleque

autor: Félix Sánchez-Tembleque

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Captain Gomez, fotografía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s