siga a esa chica

Sigan a esta chica. Mucho cuidado. Al loro. ¡Qué no se escape! ¡Atención!

Se llama Astrid Jones y su voz tiene ángel. Este fin de semana cerró el festival Madrid es Negro en la siempre indispensable Sala Sol.

De la mano del único e inimitable Carlo Coupé y bajo el nombre Wondertronix, la cantante de la banda cautivó el corazón y el alma de todos aquellos que, en su día, se enamoraron de Diana Ross. Y fuimos muchos.

El grupo, además, se creció en escena. Al margen de la profesionalidad indiscutible de Carlo, hay que resaltar la presencia a la guitarra de Carlos Murillo, probablemente, el instrumentista más feliz del mundo. También, y sin desmerecer a otros invitados, mencionamos a los tres miembros de la Gospel Factory que, en el escenario, nos trasladaron al Brooklyn de los setenta.

Pero volviendo a lo esencial: Astrid. Desde el traje vaporoso rosa pálido a las sandalias taconazo o desde el peinado tipo Anita Ward al movimiento “dance wiht me”, todo en ella nos trasladaba a la mejor discoteca de Nueva York con un Marvin Gaye sin preguntas y a unas Supremes pintándose la raya en el lavabo. What ś going on?

Parece que no pasa nada y pasa mucho. De momento, hay que seguir a esta chica. Se llamad Astrid, es la voz de Wondertronix y su presencia nos hace feliz a muchos mortales.

Dedicado a Roger y su Maderfaker.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Captain Gomez, música

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s