noticias de paso

Por Alberto Gómez (Tribuna Niusblog)

Ya era el tercer día que Carmen nos saludaba. Con la mirada perdida. Con el alma por los suelos. Pero sacaba unas palabras de las entrañas y nos ofrecía un apagado “buenos días” por tercera mañana consecutiva. No invadíamos su propiedad. Ni la acera por la que llegaba a su casa. Aún peor, invadíamos su dolor.guardias interminables tras la noticia

Me cuesta aceptar la facilidad con la que, cuando nos toca cubrir un suceso, llegamos al lugar de los hechos. Nos aposentamos. Y durante un cierto tiempo exigimos la complicidad y la confianza de todos los afectados. Café, declaraciones, bocatas, pistas, tabaco, off the records, balcones y ventanas o fotos y vídeos personales. Pedimos de todo.

Pero en cuanto pasan las horas y nuestra isla conquistada deja de ocupar la portada, nos vamos. Nos alejamos y muchas veces sin decir adiós ni gracias.el rey Arturo

Y es que a nadie se le ocurre visitar a esos vecinos un mes más tarde. Sin focos y sin prisas. Pero, si lo hiciéramos, seguramente los mismos que lloraron y que te facilitaron tanto tu trabajo un mes antes, esta vez verían que, además de ser un correcto profesional, eres un decente ser humano. Y con una gran memoria. Capaz de sobrevivir a la más dura vorágine periodística.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, periodismo, Tribuna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s