Archivo mensual: agosto 2013

el verano alegre de las olas

Summer Fun, un libro sobre la música surf sin desperdicioLlega el ecuador del verano y llega el momento de disfrutar de ese espíritu hedonista y alegre que el buen tiempo -y las vacaciones- nos imprime en la sonrisa de la cara.

Aprovechando una crónica (del escribidor de este blog) sobre la invasión de la música surf en las costas españolas en este verano de 2013, entrevistamos al autor del primer libro de habla hispana que relata el nacimiento, desarrollo y secuelas del subgénero musical conocido como música surf.

Escrito junto al documentalista Didac Piquer, Luis González Roig responde  a nuestras preguntas con conocimiento, humor y paciencia.

(Niusblog): ¿Cúal es la actualidad y el estado de salud de la música surf? ¿su presencia en España?

(Luis González): “Sana en ambos lados. La escena no es lógicamente masiva pero con artistas y seguidores dedicados y convencidos. Y en España hay muchos fans activos que organizan conciertos y festivales.

Además, la fragmentación de audiencias ha colocado a este género en un lugar propio. Al haberse sectorializado el aficionado, los hay que han descubierto este ámbito y se han quedado disfrutando de él, sin por ello tener que abandonar otros.

(N): En tu libro hablas de un resurgimiento de este tipo de música con la película “Pulp Fiction”de  Tarantino.

(LG):Sí, el año 1994 marca la línea definitiva del resurgir de la música surf instrumental para quedarse. Y la popularísima banda sonora de Pulp Fiction, recuperando bandas absolutamente olvidadas de surf intrumental como los Centuriones o los Lively Ones, fue clave.  Conocer a Dick Dale o los Tornados abrió a mucha gente los ojos y los oídos al género por primera vez.

(N): El amante de la música surf ¿tiene que practicar este deporte? ¿qué oye un surfer verdadero?

(LG): No necesariamente. Fue así hasta 1964-65, cuando fue el primer deporte que dio origen a un género musical. Ahora mismo, los surfers escuchan de todo, aunque los surfers old school, los que abogan por las tablas grandes, el fluir pausado de las olas pequeñas, los longboarders clásicos, suelen ser buenos aficionados a la música surf.

Y es que no hay nada mejor que , por ejemplo, la banda sonora de “The endless summer“, de The Sandals, para acompañar una sesión de long board a la puesta de sol.

(N): No estamos en 1962 pero si nos acercamos a la península de Balboa -uno de los lugares donde nació la cultura surf- ¿Qué música nos vamos a encontrar?

(LG):Me temo que en, en general, la misma que en el resto de Estados Unidos: r´n´b comercial, hip-hop, rock para adultos…pero si se rasca un poco la superficie se hallarán muchas referencias, tanto visuales como sonoras, a lo que allí nació y creció.

(N): Pese a ello, ¿se puede hablar de escena de música surf como comentábamos al principio de la entrevista?

(LG): Sí, por supuesto, sobre todo en Estados Unidos, pero también, a menos escala, en otros países y de forma global. Lo único es que sus miembros son menos fundamentalistas que los de otras escenas y escuchan también otras cosas. En España, insisto, ha habido y hay diversos festivales con presencia abundante e incluso único de grupos surf, y bien que van funcionando.

Fotografía promocional del grupo los Coronas, banda indispensable para entender la música surf en el siglo XXI

(N):¿Los aficionados españoles viven del efecto Los Coronas?

(LG): No de su efecto, que en su día fue poco, sino de su influencia. Como de la de los Nitros, que no han vuelto. Más bien me atrevería a decir que son los propios Coronas los que ahora viven del “efecto Coronas”, de haber sido los pioneros de un estilo musical que actualmente conoce y sigue mucha más gente. De lo contrario no hubieran vuelto, que bastante trabajo tenían con Sex Museum y demás bandas.

(N): En otros países de lengua hispana ¿también han surgido grupos instrumentales surf?

(LG): “En México, principalmente. Allí surgió una escena en los años 90 y 2000 que hizo sus propias aportaciones adaptando al surf instrumental la estética de la lucha libre. Al rebufo de la estela de Los Esquizitos, Sr. Bikini y Lost Acapulco, las conexiones mexicanas de los Straitjackets (probablemente la mejor y más conocida banda de surf instrumental contemporánea) y diversos programas de radio surgieron toda una serie de grupos que configuraron una importante escena. Escena que, curiosamente, comparte y adopta todas las señas de identidad del surf, pero no se vincula al surf como deporte.

La influencia hispana en el mundo de la música surf es una de las claves para entender este movimiento

(N):Al margen de los grupos que están influidos por aquel sonido de los años sesenta, la música surf ¿reinventó otros géneros? ¿abrió otros caminos?

(LG): El instrumental no dio origen a gran cosa más que así mismo y toda una cultura no musical -la que ahora llamaríamos retro-surf- a su alrededor.

Ha continuado con muchos altibajos pero los mismos códigos y sonidos. Como mucho ha permitido que algunos grupos contemporáneos no surf, como Calexico, se acercaran al género y que sirviera de precedente en los años del llamado post-rock, cuando tantas bandas y tantas bandas eran capaces de hacer discos meramente instrumentales.

Por otro lado, el surf vocal, tal y como luego lo entendieron los Ramones, si que dio lugar a toda una escena punk-rock bastante activa con conexiones, efectivamente, con el power pop. Aunque este último deriva más del rock de garage de los 60 (Sonics y demás).

(N): En cualquier caso, no deja de ser una música que nació en una ola de prosperidad que se apagó con el asesinato de Kennedy y la invasión de la beatlemanía.

(LG): Aunque no es una música muy politizada ni socialmente radical o rebelde, si es un género evasivo y escapista muy apto para divertirse, sudar y olvidar durante un buen rato las dificultades del momento histórico que nos ha tocado vivir.

(N): Entonces, ¿estamos ante una nueva cuarta o quinta ola de invasión de la música surf en nuestras playas?

(LG): Sí, por supuesto. Aunque no es una ola porque ha llegado para quedarse, sin retirarse. El hecho de que ahora haya público para todo y ya no se escuche lo que dictan las grandes discográficas y emisoras de radio permite que los géneros musicales tengan una continuidad superior a la de antes,

Deja un comentario

Archivado bajo Captain Gomez, cultureta, música