Archivo mensual: diciembre 2012

noticias de paso

Por Alberto Gómez (Tribuna Niusblog)

Ya era el tercer día que Carmen nos saludaba. Con la mirada perdida. Con el alma por los suelos. Pero sacaba unas palabras de las entrañas y nos ofrecía un apagado “buenos días” por tercera mañana consecutiva. No invadíamos su propiedad. Ni la acera por la que llegaba a su casa. Aún peor, invadíamos su dolor.guardias interminables tras la noticia

Me cuesta aceptar la facilidad con la que, cuando nos toca cubrir un suceso, llegamos al lugar de los hechos. Nos aposentamos. Y durante un cierto tiempo exigimos la complicidad y la confianza de todos los afectados. Café, declaraciones, bocatas, pistas, tabaco, off the records, balcones y ventanas o fotos y vídeos personales. Pedimos de todo.

Pero en cuanto pasan las horas y nuestra isla conquistada deja de ocupar la portada, nos vamos. Nos alejamos y muchas veces sin decir adiós ni gracias.el rey Arturo

Y es que a nadie se le ocurre visitar a esos vecinos un mes más tarde. Sin focos y sin prisas. Pero, si lo hiciéramos, seguramente los mismos que lloraron y que te facilitaron tanto tu trabajo un mes antes, esta vez verían que, además de ser un correcto profesional, eres un decente ser humano. Y con una gran memoria. Capaz de sobrevivir a la más dura vorágine periodística.

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, periodismo, Tribuna

canciones populares para una Navidad sin extra

Las más grandesA un día del Apocalipsis, nada mejor que comprobar que la maldad habita ya entre nosotros. Muchos artistas aprovechan estas fechas para interpretar villancicos y taladrarnos los tímpanos con melodías de campanillas que exceden los límites del buen gusto.

Este año, la cosecha no ha dado más juego que el peinado pintado de John Travolta en su disco navideño con Olivia Newton- John o las versiones clásicas de un picantón Rod Stewart con carrera futura en Las Vegas o en el Benidorm británico.

Sin embargo, las nuevas tecnologías albergan nuestra memoria y nos permiten recuperar “youtubes” sorprendentes para las actuales generaciones. ¡Cuidado! alguno de los “villancicos” todavía provoca fiebres y dolorosas resacas.

Por ejemplo, la canción navideña de Los del Río. En pleno subidón mundial de “Macarena”, deciden lanzar en las navidades de 1996 una versión mix titulada Macarena Christmas. Las bailarinas multi-étnicas del vídeoclip todavía están buscando “los peces en el río” antes de ahogarse deliberadamente.

Otra joya para la investigación paranormal: David Bowie y Bing Crosby cantando “The Little Drummer Boy (El tamborilero)” juntos en 1977. La grabación para un programa especial de la CBS estuvo a punto de fracasar cuando el Duque se negó a interpretar el villancico del tambor.

Ante la tensión del momento, los productores apuran su imaginación y componen a toda prisa “Peace on Earth (Paz en la Tierra)”. El tema sirve de contrapunto a la idea inicial y los dos grandes inundan la Navidad con una doble melodía azucarada que te puede emocionar en la tercera copa de más de la cena de empresa.

Un mes después, Crosby muere jugando al golf en Madrid. La autopsia no encontró relación entre los dos hechos.

Por desgracia, los duetos como el anterior tienen mucho éxito en estas fechas. Sin irnos muy lejos, el año pasado Justin Bieber y Maria Carey protagonizaron uno de los más odiados en el mundo maya. Con la canción All I Want For Christmas Is You (SuperFestive!) –tema original de la propia Carey de 1994- se alcanzaron las mayores cuotas de sonrojo generalizado. Lo mejor: el corto trajecito rojo de la cantante.

Una pareja que desapareció tras la fama navideña fue el dúo británico para jovencitas Wham!.  Su “Last Christmas”(1984) impregnó de dulce pringoso nuestros oídos y el pelo cardado de George Michael en el vídeoclip todavía aparece en algunas pesadillas de antes de Navidad.

De momento, no han detenido al peluquero y, por si fuera poco, la canción se repite en centenar de versiones. La última, esta misma semana; el grupo más “cool” del Reino Unido, The XX,  la ha interpretado sin complejos en una emisión de un programa de radio de la BBC.

“Paz” y “Solidaridad” son palabras musicales tan comunes en estas fechas como “langostino” y “turrón del duro” en la boca de un español decente durante  la cena de Nochebuena.

Ejemplos sobran: desde el empalagoso “Do They Know It´s Christmas”(1984), con U2, Sting, Duran Duran, Boy George, entre otras glorias de los ochenta, pidiendo comida para África, hasta el “Happy Christmas (War is Over)”(1971), de John Lennon y Yoko Ono, un buen alegato contra la guerra de Vietnam que facilitó la inclusión del exbeatle en la lista negra de la Administración Nixon.

Y es que el ambiente respira amor. Tanto es así que hasta los chicos “malotes” cantan al Niño Dios. Las patillas largas, los pantalones de pata de elefante y el estilazo glam rock de Slade no impidieron que su canción “Merry Xmas Everybody”(1973) se colara en los hogares de medio mundo y se convirtiera en el single más vendido del grupo.

Como ellos, Los Ramones, Weezer, Blink-182, Alice Cooper, y miles y miles de bandas,  han intentado captar a golpe de guitarra la pasión contenida de los pastorcillos de Belén, consiguiendo, muchas veces, bostezos generalizados y jaquecas inoportunas.

No siempre es así: el artista indie Sufjan Stevens es un sincero admirador de Santa Claus y todos sus renos. Tras publicar este año una caja con cinco discos y más de 50 canciones titulada “Silver & Gold: Songs for Christmas”, ha lanzado un vídeoclip con un supuesto villancico,“Mr.Frosty Man”, que incluye estallido nuclear, un Papá Noel devorado por muertos vivientes y un muñeco de nieve que ejerce de superhéroe nocturno. ¿Alguien da más?

Sin duda. Para muchos, el mejor disco de la historia navideña salió a la venta el día que asesinaron a John F. Kennedy. Se trata del álbum “A Christmas Gift For You” y su inspirador y productor está actualmente entre rejas: Phil Spector.  Bajo el sello Philles, los trece temas grabados por los cuatro artistas de la casa –entre ellas Las Ronnettes-,  nos invitan a despedir al señor Scrooge del cuento de Dickens que llevamos dentro y nos trasladan a una Navidad feliz de la que nunca debimos salir. ¡Felices y sonoras Fiestas!

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, música

Esta no es la lista de las mejores canciones del año

Se acerca la Navidad y es momento de hacer balance. En el mundo de la música se ha multiplicado el número de listas con “lo mejor” e, incluso, “lo peor” del año que acaba. Esta plaga por clasificar tiene claves, fobias y herramientas.
super julio en foto promocionalPara el maestro de periodistas musicales y jefe del programa Disco Grande de Radio 3, emisora musical de RNE, Julio Ruiz (el tipo de la foto de la izquierda), “las listas son agradecidas y resultonas; sirven para desbrozar la maraña y ejercer de criba ante la aglomeración musical”.
De igual manera se expresa Joan Luna, director de la revista Mondo Sonoro, otro partidario acérrimo de las clasificaciones anuales. “Una de las mejores cosas que puede hacer un hombre para facilitarse la vida es hacer listas de cosas, las de discos son una más”.mondo
Tanto es así que en su publicación aparecen catálogos específicos de rap, metal, hardcore, folk, world music, electrónica, listas de maquetas -grabaciones caseras- de cada zona de España, internacional, nacional, de comics, películas…”Tendré que hacer una lista de todas las listas que sacamos”, bromea.
Según Luna, estamos hablando de la opinión de un experto que sirve de filtro, “una orientación para quien no le dedica tanto tiempo a descubrir o a escuchar todas las novedades”.
Sin duda, la necesidad de este tipo de guías viene empujada por la abundante oferta musical. El público cada día tiene mayor acceso a la música sin intermediarios y, pese a la tan cacareada y real crisis editorial, la creatividad sonora se expande como la alegría de vivir.
El logo imposible“Hay semanas en las que, en el plano internacional, se lanzan 15 discos interesantes”. Así se expresa Sebas Alonso, capo de la imprescindible web musical “JENESAISPOP”, que destaca que en este año han reseñado “entre 300 y 400 álbumes”, un número excesivo para un oyente medio.
Esta labor de selección marca tendencia. Por ejemplo, para Sebas, la música de 2012 que se ha hecho en España ha mirado a nuestro folclore desde lo alternativo, “bien con un punto ácido o completamente en serio”, y apuesta como relevantes por artistas como Klaus&Kinski, Silvia Pérez Cruz, La Bien Querida, Evangelistas o Lorena Álvarez.

El criterio de selección es sencillo. En el caso de JENESAISPOP, el coctel está compuesto por 15 personas, una tabla Excel y muchas ganas de discutir por una buena canción.
Cada maestrillo tiene su librillo. Por ejemplo, Julio Ruiz lleva años planteando “un referéndum anual” entre sus oyentes y confiesa que esta fórmula le ha llevado a descubrir a auténticos coleccionistas del listas temporales, gente que recuerda y guarda antiguas novedades ya en el olvido de todos.
Después, como factor de riesgo, está la influencia exterior. En el mundo anglosajón, las nóminas de lo mejor del año crecen en noviembre sin diferenciar países o lenguas. Este 2012 , las apuestas van desde clásicos como Leonard Cohen – la revista Uncut-, a raperos como Kendrick Lamar –según la Biblia del indie, “Pitchfork”- o desde la neopsicodelia de Tame Impala – NME– hasta el R&B de Frank Ocean –donde aparece en los primeros puestos de casi todos los medios-.
Para evitar la copia de la prensa internacional, MondoSonoro , por ejemplo, se adelantó al resto de los medios y publicó su relación de favoritos en el número pasado “para llegar algo más vírgenes a las listas”, dice Luna, que aupó el álbum “An awesome wave” de los novísimos y británicos Alt-J como el disco del año.
Frente a estos criterios especializados están los robots. ¿Cómo no dejarse arrastrar por la lista de lo más oído en Spotify? 15 millones de usuarios globales no pueden equivocarse aunque hayan apostado en 2012 por artistas como Gotye, Carly Rae Jepsen y Fun. O sí.
También están los servicios de identificación de canciones (tipo Shazam), el registro de los álbumes más vendidos, las canciones más descargadas, los músicos que ganaron más dinero – Dr. Dre, 84, 5 millones de euros- o el “Top One” de los Cuarenta Principales. Todo trata de ser clasificado, ordenado y, obviamente, escuchado.shazam
Este año, según los expertos, llama la atención la ausencia de rock -Jenesaispop-. la buena cosecha musical sin obras maestras -MondoSonoro- o el patio revuelto y mezclado -Disco Grande- sin gran perfil de ganadores salvo un poderoso Jack White.
Son opiniones arbitrarias, no científicas, pero necesarias como la función “Me gusta” de las redes sociales. En un año convulso en lo económico y agitado en lo musical por el baile Gangman Style del surcoreano Park Jae-sang (Psy) -uno de los triunfadores del 2012-, hace falta un mapa de carreteras.
Al final, la clave es cultural y caprichosa. Como decía el semiólogo Umberto Eco en su último libro “El vértigo de las listas”, la lista es el origen de la cultura, una forma para enfrentarnos al infinito y crear un orden. Eso sí, sin pasarnos de listos. Etcétera
.

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, música, medios

triste metáfora visual

coge el dinero y corre

Esta es la imagen que la cadena autonómica madrileña, Telemadrid, dejó a los televidentes pasada la medianoche. Los trabajadores de la cadena empezaban una nueva huelga de 24 horas y, como Cenicienta, a las 12 en punto, abandonaron sus labores, dejando la emisión tal y como muestra la fotografía.

Los empleados de la televisión autonómica protestaban de esta manera contra el ERE (Expediente de Regulación de Empleo) que plantea la empresa. La propuesta de la dirección supone el despido de  925 trabajadores, de una plantilla de 1.200.

La imagen del protagonista del día, el expresidente de la CEOE (Confederación Española de Organizacione Empresariales)  Gerardo Díaz Ferrán, aparecía en las pantallas del plató de informativos que  “apagaba sus luces” para dar paso a la emisión ‘en negro’ del canal durante las próximas 24 horas. Esta imagen se mantuvo durante 40 minutos.

Al dejar las dos pantallas del estudio encendidas con la imagen del empresario,  se produjo una triste metáfora visual. El exjefe de la patronal se convertía así en una imagen que reflejaba el expolio partidista que ha sufrido en los últimos años la emisora madrileña.

Hoy por la mañana, el vicepresidente de la CEOE y cuñado de Díaz Ferrán, el empresario Arturo Fernández, se mostró sorprendido por la detención pero consideró que la organización no pierde “en absoluto” legitimidad por “la incidencia”.

Entretanto,  Telemadrid sigue en negro. Como el futuro del 80 % de sus trabajadores.

Deja un comentario

Archivado bajo comunicación, Economía